En este blog, queremos explicaros qué es la viscoelástica, su uso y porqué es un material tan conocido y extendido actualmente en la fabricación de asientos, cojines, colchones, camas de mascotas…

Hoy en día, son muchas las personas que deciden visitar empresas de espuma para fabricar cojines personalizados con las medidas deseadas para su hogar, que, como ya hemos visto en entradas anteriores, se pueden fabricar en distinta dureza (pudiendo elegir entre diferentes densidades de espuma, que nos proporcionará el confort que cada uno de nosotros buscamos) y con acabados para todo tipo de gustos, usando por ejemplo guata o viscoelástica de una manera muy fácil, económica y sin salir de casa.

Puedes consultar nuestra entrada anterior sobre ‘Tipos de densidades’ para conocer las diferentes durezas y determinar qué tipo de densidad se adapta mejor a vuestras necesidades.

Pero, en muchas ocasiones, cuando nos decidimos a comprar una espuma o relleno, no contamos con un proceso de atención al cliente en el que se nos explique las características de cada material, su acabado, función, uso…

Es por ello, que en la entrada de hoy, queremos explicaros los aspectos más importantes sobre la viscoelástica y su diferencia con respecto a la guata, para que conozcáis todas las características y opciones con las que contamos al comprar nuestros nuevos cojines, asientos…y obtener así, su máximo rendimiento y durabilidad y lo más importante que cumpla los estándares de confort que cada uno buscamos para nuestro descanso.

Pero, ¿qué es la viscoelástica?

Es un elemento formado de material viscoelástico, que protege al cuerpo humano de superficies duras mediante su alta capacidad de absorción de impacto y adaptabilidad a la zona de contacto.

Al estar formado de material sintético y poroso, posee una alta transpirabilidad y ventilación, adaptándose a nuestra temperatura corporal.

El uso de la viscoeástica está cada vez más arraigado, no sólo en el descanso mientras dormimos (colchones), sino también en su presencia en asientos, sillas, sofás, colchones para camperizadas…debido a su alto confort y suavidad que proporciona a la superficie.

Cuando hablamos de viscoelástica, pensamos que nuestro asiento, cojín, colchón…estará formado 100% de este tipo de material, pero esto no es así. La viscoelástica se fabrica en grandes planchas de diferentes grosores, la cuál, podemos cortar a las medidas necesarias para usar como acabado de los mismos.

El acabado de nuestras superficies será extremadamente suave al tacto y con una alta adaptabilidad a nuestro cuerpo o superficie de contacto, aportándonos un confort superior.

Y, ¿cuál es la diferencia entre el uso de guata o viscoelástica?

Ambos materiales tienen en común los siguientes aspectos:

  • Aislante térmico
  • No alérgica
  • Gran durabilidad
  • Sin olores
  • Proporciona una mayor durabilidad en el tiempo
  • Una terminación óptima al cojín
  • Extra de confort y suavidad en nuestros asientos
  • Evitará la formación de arrugas en la tela

Ahora bien, sus diferencias principales serían las siguientes:

  • Adaptabilidad al cuerpo
  • Capacidad de recuperación: una vez que dejamos de aplicar presión, la viscoelástica tiene la capacidad de recuperar su forma original, por lo que la hace un material muy interesante de cara a su durabilidad.

Sabiendo las características de cada tipo de material, dependerá de nuestros gustos personales decantaros por uno de los dos materiales o utilizar ambos para un extra de confort y protección a la espuma.

Por lo que, una vez acabado nuestro cojín, asiento, colchón…podríamos encontrar las siguientes partes o capas en orden ascendente: espuma, acolchado o guata (en caso de querer incluir ambos materiales), viscoelástica y funda.

  • La espuma, la cuál, podremos elegir las medidas que necesitemos al igual que su densidad (dureza), aportando firmeza al cojín, asiento, colchón…
  • El acolchado o guata,la cuál, protegerá la espuma y servirá de apoyo a nuestra plancha de viscoelástica
  • La viscoelástica, la cuál, proporcionará que el acabado de nuestras superficies sea extremadamente suave al tacto y con una alta adaptabilidad a nuestro cuerpo o superficie de contacto, aportándonos un confort superior
  • La funda, pudiéndo ser fija o desenfundable a través de cremallera o velcro. Es la parte decorativa de nuestro cojín y podremos optar por la tela que más nos guste, eligiendo su color, estampado, textura…